Los niños juegan con carritos y las niñas con muñecas. ¿Cuántas veces hemos escuchado cosas como esta? Y sí, los tiempos han cambiado, pero estereotipos como ese siguen vigentes en nuestra sociedad.

Pero, ¿qué tan bueno puede ser etiquetar los juguetes de acuerdo al género? ¿Puede tener efectos negativos en los niños? Para la psicóloga Liliana Tuñoque de la Clínica Internacional, para empezar, deben ser los mismos niños quienes decidan con qué jugar.

“Los niños se expresan mediante el juego, al mismo tiempo que este desarrolla su intelecto. El prohibirles jugar con algún juguete les corta completamente la creatividad”, señala Tuñoque. Es más, el limitarlos podría tener efectos negativos en ellos en el futuro. “Pueden volverse adultos rígidos, muy serios y con falta de creatividad, ya que han sido reprimidos”, agrega la especialista.

La psicóloga también indicó que esta situación también puede generar una personalidad o comportamiento machista en los niños, ya que “se cultivan estas ideas en sus cabezas, fomentando inconscientemente el machismo, con tendencia a ser adultos que repitan esto en sus familias”

Para finalizar recomienda a los padres que no se alarmen y que se informen bien, “estos pensamientos no tienen ningún fundamento, los niños deben expresarse libremente, y no se les debe llenar de prejuicios que ellos no entienden.”